11 septiembre, 2016

Big Data: nueva estrella de Hollywood

La inmersión de los datos en nuestras vidas es una realidad. La analítica de datos es, a día de hoy, imprescindible para cumplir con nuestros objetivos, mejorar la experiencia de usuario y cubrir de forma excelente las necesidades de clientes.

La industria del cine es una presa más de los datos, siendo necesaria la adaptación de las películas a las últimas tendencias. Para ello, se precisa de un análisis pormenorizado y detallado del consumidor, sus gustos, sus preferencias, sus reacciones, sus sentimientos… ¿Cómo? A través del Big Data.

De los datos al éxito en taquilla

¿De qué depende el éxito de los últimos estrenos de cine? ¿Es suficiente con crear una película de calidad y fiel al estilo y gusto del director o hay algo más?

Cada vez es más importante la opinión del consumidor, por lo que la industria del cine usa el Big Data para tratar de comprender a los espectadores y crear películas que encajen a sus gustos y preferencias lo máximo posible. Gracias a esta “personalización” de las películas, los cineastas garantizan el estrellato en cartelera de su película en la industria del cine, la cual es cada vez más competitiva.

El cine y el Big Data

¿Cuál era el método tradicional que Hollywood empleaba para comprender a los consumidores? Los éxitos en taquilla se basaban, en gran medida, en criterios artísticos y encuestas que se hacían una vez que los consumidores habían visto la película. No obstante, estos criterios son escasos hoy en día. La industria necesita algo más, la industria del cine aplica la analítica de datos para crear películas mucho más adecuadas al consumidor, asegurando el éxito de las mismas a la temporada.

The Revenant, el porqué de su éxito

Esta película, protagonizada por Leonardo DiCaprio, se ha convertido en fiel ejemplo de cómo una película tiene el éxito garantizado gracias a la analítica de datos.

La productora contrató a una empresa especializada en analítica. Y, ¿qué hicieron? Los asistentes a la película se pusieron un wearable, que recogía datos tales como:

  • El ritmo cardíaco.
  • Qué ocurría con su piel.
  • Sus movimientos.
  • La temperatura corporal.

Gracias a la recolección de toda esta información en tiempo real, los productores sabían cuáles eran los momentos en los que se captaba mayor atención de los usuarios. Además, se trata de datos muy específicos y mucho más fiables que las encuestas tradicionales.

Cine y Big Data: éxito garantizado

Tras este pormenorizado análisis, los productores pueden realizar todos los cambios pertinentes a fin de evitar un fracaso en taquilla y poder adaptar la película a los gustos del consumidor.

El cine trabaja, más que nunca, la experiencia de usuario, sus emociones, sus sentimientos y sus reacciones. ¿Para qué? Para generar un alto engagement y aumentar el nivel de interés del consumidor.

Smart Visual Data en la gran pantalla

El Smart Visual Data supone una nueva filosofía empresarial, que aboga por la visualización de datos en tiempo real a través de videowalls.

Gracias a este nuevo método de gestión,  la falta de tiempo no será una excusa y, cualquier empresa, sea del sector que sea, será capaz de controlar, analizar y optimizar todos los datos que precise para cumplir con su estrategia.

Ya hemos visto que fusionar cine y Big Data ha tenido un gran resultado: una de las películas más taquilleras del año. Desde Zeus somos expertos en analítica de datos, contáctanos y descubre todas las ventajas de implementar la analítica de datos como un proceso más de tu día a día.