El uso del dato como cambio cultural en la empresa

Smart Visual Data
7 de enero de 2021
The use of data as a cultural change in the company

Empoderar a los equipos compartiendo los datos

La importancia de la transformación digital radica en hacer acciones con los DATOS.

No solo la visualización y monitorización es suficiente para realizar una transformación cultural en las empresas; sino que se necesita dar un paso más allá: usar los datos para conseguir ese cambio y sobre todo aprovechando las ventajas de la digitalización para conseguir reacciones en los equipos.

Si bien es cierto que un dashboard bien trabajado puede ayudar a  optimizar la gestión y reducir los tiempos de análisis, eso no es suficiente para conseguir un cambio real a través de los datos; a crear reacciones a través de los mismos. Un dashboard puede ser visualmente muy atractivo pero de nada sirve si no dirige a la acción; de ahí la importancia de conseguir conceptualizar dashboards orientados a generar emociones, a motivar equipos y provocar conversaciones enfocadas a tomar decisiones.

Aprovechar las ventajas de la digitalización para conseguir reacciones en los equipos.

Pero la pregunta es: ¿Cuál es el primer paso que debo dar para conseguir este cambio en mi compañía? Lo primero es saber si tenemos el dato y cómo lo tenemos; lo segundo: a quién va dirigido el dashboard; y por último, en qué formato vamos a consumirlo.

1. ¿Dónde y cómo tenemos el dato?

En un Data Warehouse, Data Lake o sin agrupar en distintas fuentes de información que utilizamos. Lo tenemos en real time o en qué periodo se actualiza. 

En esta fase, cuanto mejor esté trabajado el dato, mejor, pero tampoco es determinante; sí lo es poder tener parte de los datos a consumir en la frecuencia más reducida posible. Además de ser capaces de localizar entre la inmensa cantidad de información que tenemos aquellos datos que realmente son clave en la toma de decisiones. Puesto que la clave no es solo ofrecer información en tiempo real, sino que ese dato sea capaz de movilizar y emocionar a todo un equipo. 

2. ¿A quién va dirigido el dashboard?

Democratizando el dato empoderamos a los equipos, y este debe ir orientada a la motivación de equipos, a conseguir una reacción. Por eso es clave definir aquellos indicadores necesarios para cada equipo, departamento, que puedan llevar a la acción. No es lo mismo un dashboard que va a ser consumido por dirección que otro que va a estar en planta o que va dirigido a los empleados. Cada uno tiene que tener la conceptualización idónea para motivar equipos y provocar conversaciones enfocadas a tomar decisiones. 

Todo ello a través de un diseño útil, una conceptualización adhoc para cada uno de los paneles. Estudiando al detalle los tipos de gráficas, los colores, o cual es la mejor manera de distribuir la información dentro del panel para crear patrones visuales que aceleren el análisis.

Explorando también la parte psicológica de la recepción de información.

3. ¿En qué formato?

Por último, tenemos que definir el formato en el que vamos a transmitir el dato. A través de un videowall porque parte del equipo está en oficinas donde éste va a tener un papel fundamental; desktop porque es más herramienta de trabajo; móvil porque los equipos están siempre en movimiento o incluso voz. 

Los datos tienen que acompañarnos allá donde vayamos, lo que se conoce como “flowing data”. Haciendo además una apuesta por el “On Alert” y no como los tradicionales “on demand”. No hay que acceder para visualizar la información, sino que la información viene a buscarnos. Cada vez que algo pasa, que nos avise, bien sea a través de mensajes push en el móvil o una alerta en las pantallas.

Del dato a la acción: crear reacciones

La transformación cultural de las empresas a través de los datos empieza por una democratización de los mismos.

Compartir la información empodera a los equipos y agiliza el análisis de la información, apostando por el aspecto más humano de los datos. Todo ello bajo un storytelling, contando una historia, entendible por todos los trabajadores de la compañía. 

De ahí que para llegar a este estadio, no es suficiente con los sistemas tradicionales de BI. Estos softwares están enfocados a gestionar datos, agregarlos y explotarlos, pero no cuentan con la capa inspiracional clave para llegar a esta transformación y empoderamiento de equipos.

En esto se basa el Smart Visual Data, una solución a medida de cada empresa dirigida a conseguir reacciones en la gente a través de los datos.

// ¡Seguir leyendo!